Categoría: Leyendas

La Calavera del Padre Higuera

Cuentan los ancianos que cierta vez, allá por los años de 1850 a 1860, hubo un sacerdote cuyo apellido era Higuera; que en ese entonces, oficiaba en el Exconvento

El Callejón del Hundido

Cuando la naturaleza de Tetelcingo vestía el ropaje de su virginidad esplendorosa aún no mancillaba por el pie del audaz conquistador hambriento de aventuras