El Llano de Santa Anita

Panteón San Celso

Al establecerse los primeros pobladores de los chontales, la naturaleza mostraba gallarda y altanera su virginidad con todo su esplendor. Pero al correr del tiempo, poco a poco se vió invadida por las tribus nómadas que se agregaron tomando cada cual distintas direcciones.

Pasaron los días, se multiplicó la especie humana y tocó a los dieguinos del Convento de San Bernardino tener en sus anexos el primer cementerio. La epidemia de cólera cerro hogares y la mortandad llegó a un punto muy alto, era insuficiente el campo mortuorio existente allá por Cantarranas. En esos momentos apremiantes se pensó buscar otro lugar apropiado y acondicionado para establecer un nuevo panteón y así mismo para conservar la salud de los pocos pobladores restantes del pueblo de Taxco. Se reunieron algunos de los principales hombres y en asamblea previa convocada a instancias de Don Celso Muñoz, Gabriel e Ignacio Flores y otros más, se deliberó sobre la elección del lugar para construir un nuevo "campo santo" y el Llano de Santa Anita fue el agraciado. Después de estos sencillos datos históricos llegamos a la leyenda, la cual narra que llegaban a estos minerales gente de distintos lugares como Tlalpujahua Real del Oro, Campo Morado, y otros más, en busca de trabajo.

Concurso de Ofrendas

Los días sábado preferentemente se reunían algunos de los trabajadores mineros en una cueva que estaba al lado sur de la Capilla de San Miguel... templo antiquísimo de la creencia cristiana donde se verificaban las libaciones de bebidas embriagantes, juegos de baraja, cuentos obscenos, cabriolas mágicas y ya embrutecidos por el alcohol, cometían actos indecorosos, tambaleándose uno de ellos y en forma demosténica pedía silencio y atención, todos se ponían en estado de éxtasis para invocar al espíritu maligno que siempre los acompañaba en sus orgías, exclamaba: donde reina mi poder, donde impera la malicia, venga ese espíritu malvado, y tu, Júpiter, dispón tus rayos, abra cádava.

El lugar era invadido por un hálito escalofriante, crujía la cueva y se presentaba un toro jadeante arrojando espuma por la boca y bramando, provocando el aullar de de perros, turbando el silencio de la noche. Todos querían acariciar al visitante, su pelo negro como el azabache, y se gozaban en la contemplación del amigo. Temblorosos y empolvados regresaban cada uno de ellos a sus hogares, engañando a la esposa de haber estado en turno doble en el mineral. El toro terminaba su faena, se despedía de ellos con un menear de cola y orejas, dirigiéndose a la barranca de pajaritos.

Capilla del Panteón

El tiempo no borro estos hechos y construído el panteón de San Celso nadie quería aceptar su inauguración con un muertito como primicia, hasta que la parca inevitablemente tendió su guadaña eligiendo a su victima un hijo del señor Celso Muñoz quien fué sepultado en medio de oraciones cruz alta acólitos y señor cura, quien lanzo exorcismos para alejar los malos espíritus que aun flotaban en el ambiente y hoy con entera confianza caminamos todos rumbo al panteón de san Celso.

 
Links Relativos: Dia de Muertos en Taxco 2017 | Concurso de Ofrendas | hotel santa anita | Capilla del Panteón San Celso en Taxco | panteón de san celso | campo santo celso muñoz | barrio de cantarranas | Capilla de Cantarranas | Iglesias de Taxco | Jesús el Buen Pastor de Cantarranas | Cristo de Cantarranas | Calle Moisés Carbajal | Calle del Panteón | Calle Moisés Carbajal en Taxco | Panteón San Celso | Panteón de Taxco | Iglesia del Panteón | Calle del Estudiante | Calle Celso Muñoz | Fuente Celso Muñoz |

Esta pagina ha sido calificada como:
[ 11  votos ]
Valor: 3.9 de 5 estrellas